Archive for the ‘Apuntes del curso’ category

Apunte 1: ¿Tiene fin la labor del historiador?

marzo 27, 2009

M. F. Miguel Ángel Guzmán López

¿Puede el historiador aspirar a escribir la historia en su totalidad? ¿Pensar que algún día ya no habrá qué decir sobre el pasado?
Advertencia inicial: no se aborda aquí el problema del fin de la historia propuesto por los posmodernos: no se habla del fin de la historia como proyecto occidental moderno sino del acto simple de dar referencia del pasado humano.
La finalidad del trabajo del historiador no es la de terminar de escribir la historia como si ésta fuera una tarea por concluir; si bien siempre es importante seguir investigando para tener un cuadro más informado acerca de nuestro pasado, nunca podrá afirmarse que ya no queda más que agregar. Esto sucede así por el devenir mismo de los acontecimientos sociales, que dependen de la existencia de los seres humanos: mientras los siga habiendo seguirá escribiéndose historia, no habrá nunca hombre o mujer que dé cuenta de la extinción de la humanidad.
No hay que descorazonarse si encontramos que la labor del historiador es infinita; la finalidad de escribir historia no es completar una obra ni decir la última palabra acerca de un acontecimiento en particular sino descubrir lo que el pasado representa para quien lo cuestiona en el presente.
Podríase decir que adjunto al propósito epistemológico de la investigación histórica, que radica en la obtención de nuevos conocimientos de lo pretérito, se encuentra un propósito existencial que tiene que ver con lo que el pasado significa -y resignifica constantemente- en el presente.
Esto hace conexión con el problema de la diversidad de versiones que sobre un mismo hecho dan cuenta los historiadores. Sin pretender resolver un problema tan complejo, se puede adelantar la afirmación de que no es el pasado el que cambia sino el que le hace preguntas desde el fugaz presente. ¿Aquí radica la subjetividad: en cambiar incesante e irremediablemente nuestra perspectiva histórica? Afortunadas las ciencias naturales, pues sin importar la renovación de las generaciones de científicos, el agua, por ejemplo, sigue evaporándose a los cien grados centígrados al nivel del mar: es un hecho ahistórico. Mas si saber el dato de la evaporación tiene repercusiones importantes para la humanidad, éstas repercusiones son de carácter social y por tanto históricas ¿Algún químico puede explicar dichas repercusiones desde una posición ahistórica? ¿Su respuesta sería subjetiva por enunciarla desde una inevitable condición histórica?
Si la naturaleza de lo histórico implica necesariamente su historicidad ¿cómo esperamos reducir los histórico al cumplimiento de una ley general, ahistórica en consecuencia?
La historicidad del propio historiador hace que el pasado pueda ser entendido a la luz de esta condición. El valor de la investigación histórica radica pues en que permite conocer mejor el pasado a la luz del presente. No podemos esperar entonces que nuestra labor concluya al sexto día y en el séptimo descansar.