El historiador: entre la ‘torre de marfil’ y la divulgación histórica.

Por Valeria Alejandra Olivares Olivares

Doctorado en Historia

Universidad de Guanajuato

Sin duda uno de los temas que ha captado la atención de los teóricos de la historia en las últimas décadas, es la dimensión ética de la labor historiadora. De esto, dan cuenta las iniciativas por abordar una preocupación nueva y creciente.[1] Las principales preguntas que han emergido de esta dimensión, son las relativas a la utilidad de la historia,[2] la función social del historiador,[3] la responsabilidad con su profesión[4] la conexión que se demanda al historiador con la comunidad[5] por mencionar las más relevantes.

gertrude-abercrombie-la-torre-de-marfil-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Imagen tomada del sitio http://rebex.educarex.es/?p=616986

Ante esto, el historiador español Francisco Javier Capistegui, ha resaltado la historicidad de la función social del historiador, en relación a etapas definidas por el lugar que la historia ha tenido desde el siglo XIX hasta la actualidad. Luego de reconocer que el historiador es valorado respecto a la apreciación que se tiene de la disciplina y por lo tanto, su papel social es una cuestión tan variable como la propia historia, el autor identifica el papel social del historiador en relación a su función de “investigador, profesor, educador cívico, profesional cuasi-liberal e inclusiva creador de memoria –nacional, grupal o individual” (Capistegui, 2006: 92).

Frente a este escenario, el historiador se encuentra ante dos posibilidades de definir su papel social: la primera, materializarla desde “la torre de marfil” que implica la academia, mientras que la segunda sería traspasar las densas paredes de su refugio, para divulgar la historia en su comunidad. Ambas, si bien no son excluyentes, exigen al historiador ser crítico; el primero ante la rigurosidad de su trabajo y el segundo ante su rol como actor que debate su entorno social.

Por lo anterior, siguiendo lo planteado por Capistegui, la forma de delimitar el papel social del historiador en la actualidad, requiere de un ejercicio de contextualización y auto-observación crítica. Si partimos de la premisa que en el caso latinoamericano el historiador parece estar más ligado a la “torre de marfil” que a la conexión con la comunidad, la principal función social sería acercar la historia a su medio. La tarea de difusión histórica en congresos y encuentros con los pares, así como la divulgación histórica con la comunidad y el “ciudadano de a pie”, son tareas que se vuelven urgentes.

Por esto, más que certidumbres, la definición del papel social del historiador, es una invitación a los historiadores e historiadoras a pensar en qué medida la profesión está siendo útil para la sociedad, no en el sentido instrumental sino ético del asunto. Si bien, se propone prestar atención a la divulgación y difusión de la historia, la forma de conectar el oficio del historiador con la comunidad encuentra otros espacios, como la enseñanza, que inciden en la formación de nuestras comunidades. El tejer redes con el medio social, es un ejercicio que enriquece la definición de qué es ser historiador en la región latinoamericana, que lejos de ser una tarea fácil, se convierte en un arduo trabajo para comprender el papel social del historiador en nuestros días.

[1] Dos ejemplos fueron el dossier de History and Theory 43/4 del año 2004 y el primer número de la Revista Alcores, que abordan la cuestión de la responsabilidad ética del historiador.

[2] Marrou, Henri-Irénée (1999) “La utilidad de la historia”, en El conocimiento histórico. Barcelona, Idea Universitaria.

[3] Florescano, Enrique (1995) “La función social del historiador”, en Vuelta No 218, enero de 1995, México.

[4]Rüsen, Jörn (2006) “Responsabilidad e irresponsabilidad en los estudios históricos. Una consideración crítica de la dimensión ética en la labor del historiador”, en Alcores. Revista de historia contemporánea, No 1. La(s) responsabilidad(es) del historiador. Salamanca, Universidad de Salamanca; Mandler, Peter (2006) “La responsabilidad del historiador”, en Alcores. Revista de historia contemporánea, No 1. La(s) responsabilidad(es) del historiador. Salamanca, Universidad de Salamanca.

[5] Chanet, Jean-François (2006) “El desencanto de la gran nación”, en Alcores. Revista de historia contemporánea, No 1. La(s) responsabilidad(es) del historiador. Salamanca, Universidad de Salamanca.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “El historiador: entre la ‘torre de marfil’ y la divulgación histórica.”

  1. Ibisamy Rodríguez Says:

    Aunque por condicionamientos profesionales el historiador mantiene una mayor cercanía al estudio de los procesos históricos, en nuestra opinión el momento inicial para la comprensión de su función social es aceptarse como un individuo de su tiempo. Por tanto su propia ubicación como contemporáneo de sus iguales duplica su responsabilidad como investigador, narrador u orador.
    La función social responsable del historiador no se limita solo a la ética y profesionalidad con que asume su oficio, sino que también se suma a ello el hecho de cruzar las fronteras de las instituciones y academias científicas , haciendo saber sus resultados al resto de los sectores sociales con los que también se relaciona. No debe quedarse al interior de la “torre de marfil”, debe salir y mostrar la utilidad de su trabajo a la comunidad , que en no pocas ocasiones, es precisamente la protagonista de la historia que se narra.
    Esta cadena de acciones nos conduce a la demanda social de reflexiones sobre el acontecer más actual por parte de los historiadores. Mostrándose así la legitimidad de sus capacidades para emitir criterios válidos.
    Por último, asumimos que la historia es un arma ideológica que debe ser sujetada por profesionales que lleven a cabo una búsqueda incansable del pasado , para sobre estas bases dialogar constantemente con su presente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: