Sobre Enrique Florescano y las funciones del historiador

Por Víctor Manuel Bañuelos

Maestría en Historia (Estudios Históricos Interdisciplinarios)

Universidad de Guanajuato

¿Cuáles son las funciones del historiador? Esta y otras preguntas, que han dado mucho de qué hablar a epistemólogos de las ciencias sociales y a historiadores, nos responde Enrique Florescano en su ensayo “La función social del historiador”, en el cual identifica nueve posibles funciones que desarrolla el historiador, dentro de las cuales se pueden destacar dos porque hablan de las perspectivas a futuro de la ciencia histórica: por un lado, siguiendo a la filósofa húngara Agnes Heller, expresa que a pesar de que la visión romántica reza que la historia es una “maestra de vida”, la realidad es mucho más complicada, puesto que no es la historia la que enseña a la humanidad sino las mismas personas, tomando como base a la historia, las que se instruyen así mismas; por el otro lado, vemos el engorroso proceso por el cual se han complejizado tanto las metodologías como las teorías de la historia, una labor constante para muchas generaciones de historiadores, los cuales buscan desarrollar marcos explicativos para una enorme gama de fenómenos sociales que van desde la economía hasta la política.

A todo esto ¿qué más se puede decir? El texto denota el bagaje intelectual del autor tanto en la creación de historiografía como en el desarrollo de herramientas para la filosofía de la historia. La experiencia de Florescano en el ámbito de la historiografía mexicana es amplia y destacada en diversos campos que van desde la historia económica, en la cual comenzó haciendo extensas listas de precios durante el período virreinal, hasta la historia cultural y de las religiones, tras dar una vuelta de 360 grados al comenzar a abordar principalmente la temática de la mitología prehispánica, centrándose en los ritos concernientes al origen del maíz, haciendo de esta manera un ejercicio más parecido al del historiador de las religiones comparadas.

Este acercamiento del autor con el estudio de las prácticas religiosas nos hace ver un aspecto de la historia que no deja pasar por alto, la cercanía entre esta y la mitología, al menos en cuanto a la función legitimadora y explicativa de una perspectiva presente o una institución. Esta función que homologa a la historia y los mitos no solo ha sido trabajada por Florescano, ya que otros estudiosos de las religiones lo han abordado desde fechas tan tempranas como el siglo IV a.C., como se aprecia con el caso de Evémero de Mesene quién decía que los dioses eran solo un recuerdo de reyes del pasado remoto,  hasta Georges Dumézil y sus discípulos, quienes encuentran que ciertos dioses y aventuras narradas en ciclos heroicos no son más que relatos que legitiman y explican la existencia de ciertas instituciones sociales, como era la repartición de funciones en las culturas antiguas de Europa y la India.

En suma, se puede hacer un extenso proceso reflexivo sobre las funciones del historiador con respecto a su sociedad y la manera en que se han realizado paralelamente dos procesos: primero, uno por el cual la historia ayuda a diversas agrupaciones humanas a obtener identidad y perspectivas de su pasado; y segundo, la manera en que la historia se ha ido complejizando con el paso de las décadas, puliendo y afinando cada vez más sus metodologías y teorías, con la finalidad de crear conocimientos a partir de un ejercicio de explicación razonada.

Finalmente, en la presente reflexión se incluyeron aspectos sobre la teoría interpretativa del mito a la par con la filosofía de la historia, porque para quien estas líneas escribe, existe un amplio vacío en cuanto a este tipo de acercamientos teóricos, al menos en la academia mexicana reciente y valdría la pena desarrollar más trabajos partiendo de esta clase de premisas.

Véase también:

  • Burkert, Walter (2011). El origen salvaje. Barcelona: Acantilado.
  • Dumézil, Georges (1996). Mito y epopeya III. Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica.
  • Eliade, Mircea (2011). El mito del eterno retorno. Madrid: Alianza editorial.
  • Florescano, Enrique (2012). Quetzalcóatl y los mitos fundadores de Mesoamérica. Ciudad de México: Editorial Taurus.
  • Sergent, Bernard (1986). La homosexualidad en la mitología griega. Barcelona: Editorial Alta Fulla.
Explore posts in the same categories: Aportaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: