Rüsen y la Teoría de la Historia.

 

220px-Rüsen2

Jörn Rüsen

Por Paulina Lizeth Chávez Santillán

Doctorado en Historia

Universidad de Guanajuato

Desde la antigüedad clásica, la historia se consideraba como el estudio de lo particular, donde el mayor conocimiento que podía producir era de tipo moral. Aristóteles concebía a la poesía en términos de generalidad en oposición a la historia. Por su parte, los considerados padres de la historia, Herodoto y Tucídides, fueron narradores de los sucesos épicos en formas distintas, el primero otorgando gran valor a los testimonios orales, el segundo ocupándose de explicar los cambios en las sociedades humanas por medio de las teorías hipocráticas, por tanto excluyendo la acción divina entre las causas materiales, al igual que Polibio quien avanzó en la concepción metodológica de la investigación al determinar, un tema, tiempo determinado y materiales.

Podríamos decir, siguiendo a Rüsen, que el problema de la teoría de la historia (meta-teoría), es decir, de una autoreflexión realizada por los historiadores, surgió una vez establecido el estatus científico de la historia de lado de las ciencias exactas en su carácter explicativo durante el siglo XIX. Sin embargo, los comienzos de esta reflexión de tipo teórico llevaron a la historia por un camino distinto al de las ciencias de la naturaleza, siendo concebida por Dilthey como una ciencia del espíritu, con un marcado carácter comprensivo.

Dicha diferencia entre las ciencias, delimitó a las ciencias de la historia a través de principios de racionalidad metodológica específica, un método particularizador, ideográfico en lugar de nomotético y teniendo a la interpretación como el modo cognitivo más adecuado para la producción de este tipo de conocimiento.

Para el historiador alemán, la teoría de la historia cumple su función de fundamentar y profesionalizar a las ciencias de la historia a través de una retórica y una poética de la escritura, de un conjunto de conocimientos históricos de tipo enciclopédico (marcado especialmente en el siglo XVIII ante la obra magna de Diderot y d`Alambert: la Enciclopedia), del tratamiento de las fuentes como base de la experiencia del pasado, de una teoría de la cognición enmarcada en la teoría de la ciencia y de una filosofía de la historia interesada en delimitar los criterios de sentido y la relación entre los horizontes de tiempo.

Cada uno de los puntos anteriores ha sido problematizado en el siglo XX por diversos estudiosos, no todos historiadores, que han influido en la generación de diversas concepciones de las ciencias de la historia. En cuanto a la retórica y la poética de la escritura podemos ubicar a Hayden White que diferencia los actos de habla del historiador en términos literarios (metáfora, metonimia, etc.) y también a Paul Ricoeur, con la profunda disertación que realiza relacionando los horizontes temporales y la construcción de relatos en sus volúmenes de Tiempo y Narración.

Del tratamiento de las fuentes como receptáculo de la experiencia del pasado, los historicistas preconizaron un proceso que comienza en la heurística, se sigue de la crítica y finalmente de la interpretación. Considero que una fecunda discusión teórica ha tenido lugar precisamente en el aspecto metodológico de las ciencias de la historia, pues involucra un tipo de conocimiento intuitivo y una acción heurística en gran medida, en el momento de investigación archivística; una vez frente al documento, determinar su calidad a través de la crítica del mismo.

En mi opinión la crítica de la fuente no se remite únicamente al documento, sino a los documentos, en un sentido pluralista, a todos aquellos materiales que puede usar el historiador en la construcción de la experiencia del pasado, materiales, obras plásticas, monumentos, arquitectura, instrumentos, y en gran medida, la literatura que también ilustra una realidad pasada. La apertura metodológica ha beneficiado la producción de conocimiento histórico, no sin problemas, y ello ha sido una preocupación de la teoría de la historia.

Como también lo es para Rüsen la didáctica de la historia, la labor eminentemente funcional de la investigación histórica que involucra a los receptores, no únicamente como una función política de cada país por enseñar su historia con implicaciones de identidad y de conciencia específicos y no siempre inocentes. También porque los relatos históricos importan como un producto cultural de alto consumo para toda la población y no únicamente para aquellos que se encuentra en un aula.

Los distintos acercamientos a una teoría de la historia resultaron muy influyentes en distintos momentos, siendo paradigmáticos los modelos del materialismo histórico, la escuela de los Annales y la historia social dado que involucraron varios de los elementos mencionados, priorizando su estudio en las estructuras económico-sociales antes que las intenciones que guían las acciones. Sin embargo este último aspecto que se fue dejando de lado, implicaba un aparente olvido de la subjetividad que rescataron posteriormente modelos como la microhistoria, la historia de género y los estudios subalternos. En ellos encontramos una marcada crítica a la modernidad occidental y eurocentrista que habían intentado naturalizar y ejemplificar ante otro tipo de sociedades.

Finalmente, es fundamental comprender que la utilidad práctica de la teoría de la historia es ampliar las posibilidades cognitivas, es decir, de producción del conocimiento histórico, más en términos de veracidad antes que de verdad, pues ésta hace tiempo se encuentra en constante crisis y ello no debe afectar de forma más profunda aún el estatus de la historia que de las otras ciencias. Aquí se da una reflexión que no únicamente implica todo lo relacionado con la disciplina histórica sino exteriormente, a los principios de fundamentación de las otras ciencias, el cuestionamiento de sus proposiciones y modelos, sin duda, es una labor epistemológica y también ética.

 

Fuente:

Rüsen, Jörn (2014) “Teoría de la historia”, en Tiempo en ruptura, México, UAM, pp. 89-134.

 

Explore posts in the same categories: Aportaciones

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: