APUNTES SOBRE MICROHISTORIA ITALIANA Y MEXICANA.

Por Eddy Yamir Ojeda Delgado.

Maestría en Historia (Estudios Históricos Interdisciplinarios)

Universidad de Guanajuato.

El surgimiento de la microhistoria italiana durante finales de los años sesenta del siglo XX[1] proporcionó un nuevo paradigma para reconstruir procesos históricos que anterior a ella se consideraba imposible de realizar. Influenciado por el paradigma indiciario, la microhistoria propone que el historiador tome un papel similar al de un detective con todo y  lupa, “Dios está en los detalles”, diría Aby Warburg. De esta forma y en términos generales, podemos considerar a la microhistoria como una rama de la historiografía, que analiza cualquier clase de acontecimientos, personajes u otros fenómenos del pasado que en cualquier otro tratamiento de las fuentes pasarían inadvertidos. La razón por la que llaman el interés del historiador puede ser muy diversa: puede ser lo raro pero también lo cotidiano, es aquí cuando el microhistoriador introduce la llamada reducción de escala o el examen con lupa del pasado, que constituye el instrumento innovador de esta disciplina.

Sin embargo es necesario señalar que durante la primera mitad del siglo XX el historiador mexicano Luis González y González ya había realizado una propuesta metodológica parecida a lo que conocemos como microhistoria italiana[2]. Las posturas de ambas “microhistorias” han sido comparadas para tratar de encontrar similitudes y diferencias. En cuanto a la microhistoria italiana podemos encontrar un refinamiento teórico y la incorporación de metodología de otras ciencias como la antropología, etnografía, iconografía etc.

A la microhistoria mexicana podemos definirla como una excelente historia regional o una historia regional “perfeccionada”. Luis González declaró en incontables ocasiones referirse a su obra como “microhistoria” no obedece a cuestiones metodológicas ni teóricas en profundidad, más bien consistió en un término que empleó para distinguir su objeto de estudio de la historia nacional. Considero que a pesar de sus distintas características, es innegable que cada una ha realizado aportes considerables a la historiografía en general. No es una cuestión de encontrar cual es microhistoria y cual no lo es. Es evidente que la microhistoria italiana ha tenido una divulgación a nivel global, sin embargo podemos observar que pueblo el estudio de don Luis González también ha sido divulgado por muchos países.


[1]Carlo Ginzburg y Giovanni Levi son considerados como los fundadores de la microhistoria italiana. “El queso y los gusanos” y “La herencia inmaterial” son respectivamente las obras que catapultaron a este par de historiadores a ser llamados los padres de la microhistoria italiana.

[2] Pueblo en vilo fue una obra pionera en los estudios de historia regional en México, permanece como el trabajo más significativo de su autor, Luis González y González. En ella González se propuso estudiar las peculiaridades de su pueblo natal, San José de Gracia, respecto a otras regiones del país. Con esto don Luis pretendía abandonar lo que él consideraba, “las historias nacionales de bronce”.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Aportaciones

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “APUNTES SOBRE MICROHISTORIA ITALIANA Y MEXICANA.”

  1. Mariana Says:

    Parece que vivimos en un tiempo de individualismo y especialización, donde cada vez más cerramos nuestro campo de visión en un tema buscando dominar en su totalidad un sólo aspecto de todo el objeto. Podría pensarse que la microhistoria es la manifestación de este individualismo, sin embargo me parece que es todo lo contrario. El historiador debe ser interdisciplinario, para poder analizar su objeto de estudio, conocer acerca de todo lo relacionado con su objeto de estudio; y si bien ya no buscaremos hacer grandes historias mundiales, sí veremos un punto de esta historia desde todos los ángulos. No es una postura que impida el diálogo, ni mucho menos que aislar un proceso de otro. Es una visión de todos los ángulos del objeto, sus relaciones con otros entes y sus circunstancias particulares.

  2. Miriam Aboytes Says:

    Creo que la microhistoria nos permite hacer una especialización de algún suceso histórico de nuestro interés, y estoy de aceurdo de que nuestra labor debe ser interdisciplinaria, sin embargo no creo que esté mal especializarse en en una sola época o en un solo suceso, pero no hay que perder de vista que nuestro campo de estudio es amplísimo y tener la capacidad de abordar cualquier tema.

  3. Cristian Rea Says:

    La microhistoria es sin duda una aportación de gran valor, puesto que especializarse en una cierta cosa, puede dar como resultado una gran variedad de detalles que podrían pasar inadvertidos, además de que muchos de estos objetos de estudio de los que se hace la microstoria, son poco tomados en consideración, por no ser a la vista de in interés muy grande y este tipo de estudios ayuda a rescatar la historia de estos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: