LA SIGNIFICACIÓN DE LA HISTORIA Y LA IMPORTANCIA DEL HISTORIADOR

 

Por Juan Enrique Sánchez García

Licenciatura en Historia

Universidad de Guanajuato

Uno de los problemas principales de la Historia reside, precisamente, en la definición del concepto. De ello se han desarrollado extensos debates considerando diferentes perspectivas de las cuales destacan dos: la primera la considera como el relato del pasado humano (con sus particularidades relevantes correspondientes), y la segunda como (todo) el pasado humano en sí.

Esta confrontación deriva del propio empleo de la palabra en la mayoría de los idiomas, principalmente en los países occidentales, los cuales dan a la voz Historia este significado ambiguo (historia-realidad e historia-conocimiento), de ello Rodrigo Ahumada Durán da una puntual explicación en los primeros párrafos de la segunda parte de su artículo Problemas y desafíos historiográficos a la epistemología de la historia[1]

La importancia de la definición de la palabra Historia no es menor, pero ello no debe constituir un problema al momento de realizar el trabajo del historiador, pues si bien la palabra nace (y se fortalece) en el sentido de investigación y narración de pasado, el historiador ahora sabe perfectamente que la historia no está ligada únicamente a las evidencias que han sobrevivido a la desaparición o el olvido, y que ellas mismas responden a una realidad inmutable la cual constituye nuestro objeto de estudio.

Por otro lado es posible que la herencia del conocimiento de la realidad de hace miles de años hasta el instante más cercano de nuestro pasado haya sido manipulado (voluntaria o involuntariamente) tanto por los investigadores o relatores de la historia como por los propios actores, y aunque ello no significa que el pasado real se modifique no existe otra forma de acceder a él que contradiga esa verdad sobreviviente.

En el afán de acercarse a esta realidad inmutable el investigador intenta postrarse en un punto neutral que pueda equilibrar, por decirlo de alguna manera, las dos acepciones principales de la Historia, o sea, el de emplear las evidencias del pasado para construir y conocer dicho pasado (historia-realidad) y finalmente narrarla (historia-conocimiento), no obstante el propio ser para otro de la historia-conocimiento (teniendo en cuenta que es la única que se encuentra a nuestro alcance) limita este objetivo.

La importancia del historiador reside en recortar cada vez más la distancia entre la historia-conocimiento y la historia-realidad, para ello debe ser consciente de su responsabilidad en la emisión de teorías derivadas de investigaciones despertadas por un interés particular en el hecho, y con él una postura subjetiva innegable. El correcto empleo de los conocimientos y experiencias propias del historiador es el de usarlos como referentes  de un pasado ajeno. De igual forma la aprehensión de ese pasado lejano ha de servir como modelo para un presente que se vuelve historia[2] a cada instante.


[1] En Revista Communio. No. 3, Santiago de Chile, Universidad Gabriela Mistral. 2000. Pp. 83-125.

[2] En este sentido refiero a la historia como realidad.

Explore posts in the same categories: Aportaciones

3 comentarios en “LA SIGNIFICACIÓN DE LA HISTORIA Y LA IMPORTANCIA DEL HISTORIADOR”


  1. Me encantó lo de “recortar cada vez más la distancia entre la historia-conocimiento y la historia-realidad”. Es un tropo genial para la inmensa tarea que se nos presenta.

  2. Carlos Ernesto Saldaña Says:

    Considero sumamente dificil eliminar el trecho entre historia-conocimiento e historia-realidad, sin embargo si considero factible recortarlo tal y como el texto lo plantea. Creo, de igual manera, que como historiadores tenemos el deber de escribir la historia lo mas imparcial posible, así como de igual manera ser críticos con lo ya escrito, aunque sin caer en un revisionismo cansino, que aunque conseidero necesario, tambien lo considero peligroso, debido al hecho de que se presta a la subjetividad.
    Por último me parece adecuado el hecho de que los hsitoriadores actuales, escribamos en vista de la posteridad, es decir , escribir para futuras personas acerca de los hechos, pero tambien para las personas de la actualidad, y de esa manera ayudarles a comprender un poco mejor su presente.

  3. Cristian Rea Says:

    Este problema de una definición de la Historia puede ser enriquecedora, puesto que al tener diferentes concepciones de ella les da a los Historiadores diferentes maneras de abordarla enriqueciendo los temas que se abarquen. No obstante es claro que la historia debe estar más ligada a la historia-conocimiento y la historia-realidad, pero al ser estos sucesos históricos ajenos en su mayoría a nuestra época, pueden intervenir diversos factores para acortar los nexos entre lo ya mencionado, puesto que la perspectiva de lo pasado y presente es diferente muchas veces cae en la subjetividad y las cargas ideológicas sesgan el trabajo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: