¿QUÉ LE DA IDENTIDAD A UNA SOCIEDAD?

Por Fernando J. Noriega Buendía    

¿Qué es la identidad colectiva?, todos sabemos que dentro de un pueblo, comunidad, etnia, nación, etc., existe indudablemente un sentido de identidad colectiva que hace a sus miembros ser parte de ese grupo humano. Pero cuando uno se pregunta qué es la identidad en su entera naturaleza, o qué es lo que permite que se pueda afirmar que ese mismo grupo cuente o carezca de ella, entonces se entra a un conflicto que tiene un aire altamente filosófico por la clase de reflexión a la que este conlleva.

Por lo general, cuando una se piensa en la identidad mexicana, por poner un ejemplo, se vienen a la mente rápidamente, las imágenes del Charro Cantor, de El Santo, de José Alfredo Jiménez, de Emiliano Zapata, del baile del torito, etc. Pero no son estas figuras las que conforman la identidad de su pueblo, sino el valor simbólico que reside dentro de ellas.

El diccionario de la Real Academia Española define identidad como:

  1. Cualidad de idéntico
  2. Conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.
  3. Conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.
  4. Hecho de ser alguien o algo el mismo que se supone o se busca.
  5. Igualdad algebraica que se verifica siempre, cualquiera que sea el valor de sus variables.

En el caso que estamos analizando, las acepciones que son de nuestro entero interés son las que van desde la segunda hasta la cuarta. A pesar de que la primera también podría entrar en el rubro, sé que el lector puede fácilmente encontrar la relación entre esta y las siguientes opciones de definición que el diccionario de la R.A.E. nos proporciona.

Entonces, a partir de aquí, se puede respirar con mayor tranquilidad cuando se remite a las tradiciones y personajes más famosos de un grupo, al pensar en el concepto de identidad. Y es que justamente son estas tradiciones y personajes; patrones de comportamiento y costumbres; e incluso la vestimenta, los elementos que conforman la cultura de las distintas sociedades humanas, que en última instancia es parte fundamental de ese sentido de identidad.

Es gracias a esas características, a la historia de esa sociedad (aquella que vive en la memoria colectiva de la misma), y en ciertos casos hasta el territorio en el que habitan, que el ser individual se ve proporcionado de un sentido de pertenencia a cierto grupo social y, derivado de esto mismo, la diferenciación de esos miembros, respecto a los demás. Es por eso que un individuo de México piensa en el Santo cuando piensa en la identidad colectiva de la que forma parte; porque es aquél personaje en el que encuentra la representación de una de las facetas de la visión de héroe que se tiene en México, es decir, es parte de su cultura y de su forma de ver el mundo, misma que sólo comparte con gente perteneciente a su país. Es por ese mismo motivo que, ante la misma premisa, se piensa en el Charro Cantor; porque dentro de su música y de sus letras, y de la forma en que se viste, se puede ver la evolución músico-cultural que se vive en el país. Y así muchos ejemplos más.

Y, a partir de estas reflexiones, se puede concluir que la Historia misma es una parte fundamental de ese proceso de afirmación de uno mismo frente a los demás, tanto a nivel individual como colectivo. Esa es la razón de que la llamada Historia de bronce es aquella que debe cargar con la responsabilidad de reafirmar constantemente a la sociedad ante sí misma y ante las demás sociedades del mundo, a través de la búsqueda de un origen, procesos e ideales que le sean comunes a todos los miembros de la misma. Incluso me atrevo a afirmar que esa es la razón de que sea tan importante y tan delicada la cuestión de la justificación del poder mediante la historia, porque mal empleada, o empleada sin cuidado, puede provocar que los individuos que conforman ese grupo social cuestionen su propio origen (ya que está conectado con el de su grupo), y por tanto de su propia identidad como miembros de aquél.

Explore posts in the same categories: Aportaciones

17 comentarios en “¿QUÉ LE DA IDENTIDAD A UNA SOCIEDAD?”

  1. Alberto Carranco Says:

    Ciertamente las figuras que conocemos como “héroes” son la personificación de la cultura, reunen los aspectos cotidianos de una sociedad y se sintetizan en una sóla figura humana, pones el ejemplo del Santo, del charro cantor, etc. estas figuras como “héroes” pero dentro de lo cultural y social, al contrario de los “héroes” de la historia, como son Villa, Zapata, Juárez, Hidalgo, etc. que son los que se preservan en la historia de bronce, pues no son producto de lo cultural sino de procesos históricos que dan indentidad a un pueblo (desde otro frente). La identidad en lo cultural se representa con figuras públicas como artistas, en este caso el Santo, Cantinflas, el charro, etc. pero dentro de la historia de bronce, qué es la que se encarga de vincular a los pueblos mediante la historia (valga la redundancia) y que esta historia se basa en lo político, es decir, guerras, y quienes encabezan un bando militar suelen recordarse como los “héroes” que traen, o que buscan, justicia para el pueblo. En otras palabras, los héroes de la historia de bronce no han sido los artistas sino los guerreros y donde se distinguen dos de los frentes que determinan una identidad total;el frente cultural cotidiano, recordado por una tradición generalmente familiar, y por otro lado, la identidad histórica, producto de la historia de bronce, para vincular a los diversos pueblos bajo el nombre de un mismo “héroe” o guerrero, Otro de los frentes que determinan la identidad es lo geográfico, es decir, no es el mismo tipo de mexicanos los que viven en Ensenada que los de Matamoros, Chetumal o Cuernavaca, incluso dentro del centro del país es muy diferente un mexicano del valle de México que uno del Bajío. Lo geográfico determina el hogar de los lugareños, el hogar sus costumbres, estás al idioma y así encontramos toda una cadena de aspectos que en conjunto determinan una identidas.

    • Gerardo Spearman Morales Says:

      Tu comentario respecto a lo geográfico es sumamente determinista. Sabemos que la geografía no determina lo social, lo constriñe y lo posibilita, pero no lo determina, si hubiera determinismos geográficos y/o de otro tipo en lo social, las predicciones se podrían hacer ta como en la matemática.
      Respecto al post principal, la Historia NO ES una parte fundamental del proceso de afirmación de uno mismo frente a los demás, tanto a nivel individual como colectivo. La Historia es todo, equivalente a la realidad temporal, y es inaprehensible en su totalidad. Lo que coincide con lo que expresa el autor es la memoria, pero la memoria y la historia son cosas sumamente distintas, a grado tal que memoria histórica resulta un oximorón.

  2. eduardo alejando vargas guerrero Says:

    en la sociedad necesitamos de estos “héroes”, con los cuales nos identificamos y glorificamos por sus diversas actuaciones en diferentes épocas, y que para algunos sectores de la población son ejemplos a seguir, ademas que son necesarios para darle a la sociedad una razón para identificarse y unirse. lamentablemente en la actualidad los héroes que la sociedad identifica mas son personajes extranjeros y que no tienen nada que ver con nosotros, la transculturación es un hecho que no se puede detener y que las ideas nacionales poco a poco se irán perdiendo o modificando.

    • Gerardo Spearman Morales Says:

      Hablar de necesitar héroes es muy extremo, ¿por qué los necesitaríamos? Necesitarlos me suena a una afirmación funcionalista. Más bien los necesitaban para sus propios intereses y planes las personas que los quisieron considerar como héroes. ¿Sabemos cómo sería vivir sin héroes, sin nacionalismos, sin naciones? Quizá podría generar ciudadanía mundial y civilidad; quizá podría generar anarquía caótica. ¿Pero de verdad sabemos que necesitamos la historia de bronce y sus efectos?

  3. Rodrigo Rebollo Says:

    Definitivamente un pueblo necesita una identidad, basada en los personasjes sobresalientes, de un hecho histórico o de expresiones culutrales, incluso a veces en estereotipos. Podemos entender que esta identidad que a veces vemos como una forma de “control” por parte de los gobiernos, también es necesario para la gente el sentirse parte de algo.

    Desde que he llegado a estudiar historia, he notado este debate entre el “decir la cruda verdad” por ejemplo con los héroes, o seguir con la mencionada “historia de bronce” que forja estas identidades, y considero que no esta peleada una posición con la otra, si bien muchas historias tienden a magnificarse, el historiador, puede tomar los hechos que se conocen por la evidencia y mantener la imagen del héroe o del hecho que estudian, para “no herir suceptibilidades”.

    • Gerardo Spearman Morales Says:

      ¿por qué no herirlas? ¿El astrónomo acaso está mal cuando le dice a las personas que los horóscopos son charlatanería? ¿El médico está mal cuando dice al paciente que no vaya al brujo? ¿El politólogo está mal por criticar la forma de hacer política de quienes están en el poder? ¿el físico está mal por decir que las explosiones y derrumbe de los edificios del 9/11 fueron explosiones controladas y no tuvieron que ver con los aviones? ¿acaso no conlleva ciertas responsabilidades el conocimiento, incluso si se llegaran a herir susceptibilidades? ¿Es políticamente correcto o ético encerrarse en la torre de marfil? ¿No sería más ético estudiar las tradiciones, incluídas las de bronce, pues son precisamente las que ocultan la historia? Y por lo tanto, si nuestro deber es mostrar la historia, ¿qué hacer con lo que sabemos que la oculta?

  4. Marco Antonio Hernández González Says:

    La identidad de una sociedad se va forjando con la historia que tienen en común los habitantes de un territorio, región o país. El individuo desde que nace recibe por parte de su entorno (familiares, amigos, medio geográfico, etc.) historia, tradiciones, símbolos y más.
    El individuo va creando su historia a la par de que se va afianzando en él la identidad colectiva por medio del baile, de los héroes, de la comida, de la música, de su medio físico, pero sobre todo de su pasado. Las instituciones que están en el poder son las encargadas de establecer ese pasado sobre la población.
    Cabe mencionar que la historia de bronce o monumental será la que enaltezca los hechos y a las personas que serán recordadas. Los héroes surgirán de diversos ámbitos para ser el ejemplo a seguir de la población. La comida, la música y el baile darán el toque de originalidad que hará la diferencia entre una cultura y otra.
    En fin, hay muchas cosas que crean la identidad colectiva, pero al final el individuo es el que tendrá la decisión de ser parte de un grupo o de adoptar una identidad.

  5. Jesus Rojas Garcia Says:

    La identidad mexicana, una concepción muy diferente entre los distintos pueblos que conforman, esta tierra y las diferentes formas de verse reflejado tanto como un “santo”, aquellos de la historia de bronce, un caudillo regional, o un héroe nacional, es muy diferente la idea que tenemos en el bajío, a la concepción del norte y no se diga del sur, donde los pueblos mantienen una identidad común mas apegada al pasado indígena, una sociedad con costumbres entre magia y realidad, la zona centro con su “glorioso” pasado hispanizado y una propensión a la ida norteamericana del fast, food,sex,everything… y el norte salvaje y despoblado, pero con sus ricos terratenientes y sus ciudades con mucha industria y el narcotrafico por supuesto, aunque pase en todo el pais.

    Panoramas muy distintos se presenten en esta tierra y en algún punto deben de converger para lograr una cohesión en el tejido social, que en estos momentos se encuentra muy dañado, por todos los problemas sociales de la actualidad, es este punto donde a mi consideración la historia patria tiene un uso muy acertado, para la creación de esta identidad nacional, que junta a tantos micro mundos en una sola entidad, la nación mexicana, dándole un sentido de unión y pertenencia, no defiendo la historia patria que a mi parecer son bastante falacias bien acomodadas para mas o menor engatusar a la gente y hacerles sentir el orgullo de pertenecer a la nación mexicana, que francamente es un termino no muy acertado, pero de que funciona, funciona, pero mal por que hay mucho que se ha dejado de lado, como las culturas precolombinas y sus aportes, o la inclusión de los sectores mas desfavorecidos de la población ( que por cierto siempre ha sido la mayoría) y solo una minoría detenta el poder, otro de los grandes vicios de la pseudo democracia que dirige el destino de toda esta gente que vive con tal vez dos conceptos muy difundidos por todo el país, las vírgenes sea Guadalupe, tonantzin tlalli coatlicue, o la del Carmen, Chalchitlicue con su aspecto lunar, entre otras, el respeto a la energía femenina protectora, y la mala situación en que se ha encontrado este país y sus habitantes desde su fundación, muy inestable sirviendo a la oligarquía y siempre aprovechando abajo los planes entre los mismos implicados, a mi parecer dos conceptos muy reales y un tanto triste el segundo que son parte de esta identidad mexicana.

  6. Soledad Figueroa Says:

    Es claro que en toda nación debe de existir una identidad que englobe a todos los habitantes que la conforman; sin embargo, en México no es posible hablar de una identidad nacional como tal, ya que en sobre el territorio que actualmente ocupa nuestro país se asentaron diversos grupos que compartían escasas cosas o tal vez nada que les permitiera generar una identidad colectiva. Históricamente no somos un país con identidad y difícilmente llegaremos a serlo; no es necesario irnos al pasado mesoamericano para comprobar esto, ya que en nuestro país encontramos una diversidad étnica enorme y ninguno de estos grupos se siente identificado con el grupo dominante étnicamente hablando que hay en el país, que somos los mestizos. De igual manera las divisiones geográficas de México no nos permiten construir una identidad nacional, ya que los habitantes del norte de la república se encuentran más preocupados en migrar al vecino país del norte; los del sur en medio del aislamiento geográfico que la orografía nos ha dado, permanecemos en la pobreza económica mientras que el centro de la república concentra gran parte de la industria y riquezas del país. No hay una identidad nacional que nos haga permanecer unidos, pero esta sólo puede ser construida desde las aulas y sólo el tiempo nos permitirá saber si somos capaces de construir una identidad nacional como tal.

    • Aranzazu Says:

      Totalmente de acuerdo con estos tres mexicos tan diferentes entre sí, y que poco tienen que ver el uno con el otro, además del título de nación que comparten. Lo que nos demuestra, que la identidad que un grupo humano acepta, en cuando a que reconoce rasgos comunes entre sus individuos, como territorio, tradiciones y costumbres, va más allá de simples fronteras, divisiones políticas o gobiernos.

  7. Arisbet Zavala Medina Says:

    La identidad es un tema bastante discutido hoy en día. El problema no es qué es lo que consideramos que nos da esa identidad; sino que en México (y creo que en ningún país) no se puede decir que todos se sienten identificados con un aspecto en especial. Nuestro país es un compendio de culturas y tradiciones, lo cual lo hace tan diverso que siempre salen a relucir personajes como los que mencionaste, que, aunque nosotros sepamos que eso NO es México, que eso No nos da la identidad completamente, seguiran ahí porque forman parte de nosotros y será dífícil cambiar esa percepción.


  8. En la identidad, las personas no pueden tener un recuerdo personal ni familiar de los acontecimientos trascurridos hace un siglo o más, pero no les afecta de mucho. A los historiadores sí porque lo toman como una obligación porque es su oficio, la historia para el historiador debe ser asumida e interiorizada porque son una clave que los identifica. por otra parte, la Nación toma al mito y lo resucita ya que lo requiere como un elemento esencial.

  9. Pako Says:

    La identidad como ya todos hemos reflexionado es un tema muy complejo y a la vez muy difícil de sintetizar en una simple definición, ya que cada persona es un mundo y por lo tanto cada persona se puede identificar con distintas cosas, sin embargo, el hecho de que basemos la identidad de un país en personajes creados y algunos manipulados por las formas de gobierno que nos rigen, ya deja mucho que hablar, debido a que tenemos que analizar por qué la gente permite dichas acciones, tal vez, sea fácil pensar que porque es lo que se ve a diario ya sea en la televisión o se escuche en la radio en las películas antiguas o en cualquier otro medio de comunicación. No lo debemos de ver de esta manera. Pienso yo, que nosotros como historiadores debemos colaborar más con respecto a este tema, para poder dar una orientación más especializada de dichos personajes o en dado caso en la desmitificación de aquellos que sean creados por la historia oficial. Aunque esto, se bien, es un tema complicado.

  10. Luz Andrea De Leon Ramirez Says:

    El tema de la identidad me parece uno muy complejo y uno en el que se debe aplicar de manera especial la interdisciplinariedad. Es necesario el trabajo conjunto de un antropólogo, de un sociólogo, de un historiador y hasta de un filósofo para poder definir la identidad de un pueblo. En el caso particular de México, me parece una tarea titánica definir una identidad, porque tenemos muchísima diversidad cultural. La identidad va más allá de la costumbre, es cierto que se forma a través de la historia y de las tradiciones, pero más importante, la identidad sifnifica un pensamiento colectivo similar entre todos sus individuos. El pensamientos, la mentalidad de un pueblo es lo que define sus costumbres, sus tradiciones, y por ende es lo que resulta en una identidad.
    Hoy en día, gracias a fenómenos cómo la globalización y las políticas neoliberales se han mezclado muchas tradiciones de muchas naciones y eso a debilitado un poco nuestra identidad. Cada vez más personas adoptamos modas, costumbres y tradiciones ajenas a nuestro país. El ejemplo más claro es el día de muertos, que ahora festejamos como halloween. Que mal que así sea porque nuestra tradición de ofrendar a los muertes me parece más bella y mas significativa que disfrazarce, hacer fiesta y embriagarse. Cómo sea, la identidad esta relacionada con la mentalidad, no se debe menospreciar y es imposible negarla. Tu identidad, aunque trates de afrancesarte lo mejor posible, siempre saldrá a la luz. No puedes negar años de evolución y conformación del pensamiento en una vida.

  11. Gerardo Spearman Morales Says:

    En mi tesis de licenciatura defino la identidad a trvés de la ontología y la semiótica como el sentido que en semiosis contínua se da un ente a sí mismo y en recomposición mediante la interacción con los demás y el medio. Allí mismo añado algo que es de interés en este tema, y que puede generar más reflexiones (tengase en cuenta que por referente implico lo tangible, y por sígnico lo que significa algo, como una palabra, una bandera; y por icónico nos referemos a un signo que no alcanza al referente, sino que crea otro referente con un grado de similariedad con el mismo):
    “México no cabe en un libro, ni siquiera es posible reconstruirlo con miles de libros, pues es imposible reconstruir el referente con signos. Y a diferencia de una mesa, un mono de plastilina, o un hueso, que son susceptibles de reconstrucción por un carpintero, un artesano o la capacidad regenerativa del cuerpo de un ser con vida; México es una realidad histórica más compleja, cuyos sucesos, procesos y relaciones referenciales son imposibles de reconstruir, sólo pueden ser proyectadas; pero en vista de las problemáticas comunes al universo sígnico, es necesario dudar incluso del contrato veridictorio mismo, y por lo tanto de la representatividad del mensaje, que bien puede ser historia o tradición. Es por eso que también criticamos aquí la fórmula “reconstrucción histórica”, pues, al ser icónica, aspira a ser reconstrucción únicamente como metáfora y la historia no es una metáfora de la realidad (simbólicamente rica), sino un modelo de la realidad (simbólicamente acotado).”

  12. Cristian Rea Says:

    No es nuevo que al historiador se le adjudique la tarea de brindar una identidad a cierto grupo de personas, lo cual ha sido muy común dentro de las naciones, ya que esto les proporciona cierto origen en común; el cuál sirve como referente para la cultura de dicho grupo ya sea por medio de antepasados, héroes, tradiciones, etc. Claro ejemplo es nuestro país en el que se nos ha proporcionado un origen en común que se supone que nos distingue como nación, pero hay una clara división en nuestro país dividiéndole en 3 partes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: