REFLEXIONES SOBRE LA HEURÍSTICA Y LA HISTORIA

Por: Raúl Puente

¿Por qué es tan importante la heurística para el historiador? Pues como dice el dicho: el que busca encuentra,  parece fácil pero los principios teóricos nos dicen más que considerar que es el simple arte de la búsqueda de documentos que nos arrojan respuestas. No es tan fácil definir, cuando analizamos de verdad de dónde surge la heurística y cómo se puede presentar, o si de hecho, estamos haciendo las preguntas correctas para realizar lo que es lo heurístico. Acaso habrá en la heurística un sentido de curiosidad que nos quita el sueño y nos lleva hasta el final del mundo por descubrir hasta cuantas veces Miguel Hidalgo fornicó o cuantas veces Juárez se emborrachó. Pero tener respuesta a tales cuestiones es cosa de uno, de lo que queramos descubrir en el pasado, de lo que después de encontrar queramos decir e interpretar. De este modo, es cuando la heurística se inserta en la vida del historiador que quiere encontrar respuestas del pasado y formar grandes hechos o interpretaciones de periodos oscuros.  Muchas veces buscamos darle respuesta a lo ya dicho por otros historiadores,  a lo ya establecido, lo que muchas veces nos puede llevar a perder el tiempo; no hay que quererle encontrar cinco patas al burro, aunque a veces parezca tenerlas. Sin embargo, la historia está abierta a constantes nuevas interpretaciones como consideraba Marc Bloch diciendo que “la historia es un constante volver a empezar”, siempre y cuando realmente aporte algo nuevo al conocimiento, si no ¿qué caso tiene? Recordemos que la verdadera historiografía promueve hechos históricos recién salidos del horno, Clío no patrocina a repetidores mucho menos a piratas carroñeros que plagian interpretaciones y enfoques de otros estudios históricos.

Cuando se realiza trabajo heurístico, es importante tener un estado de la cuestión del tema afín antes de proyectar una investigación histórica,  por lo que es necesario estar conscientes de si realmente hay respuesta y de dónde cortar para responder lo que nos pueda conducir a una interpretación nueva, ni siquiera cabe encontrar la verdad, por que falta hacer una crítica de documentos que avale lo encontrado. Realmente la heurística es un juego en el que durante la odisea de la investigación pueden aparecer los fantasmas de la duda, donde ya respondidas tus preguntas pueden generar otras que pueden alargar el trabajo heurístico hasta puntos infranqueables. Por esta razón marcar  límites estrictos al trabajo heurístico es obligación, si pretendemos ser buenos reconstructores del pasado. Sin más zozobra, sería importante tener en cuenta;  preguntarle a las preguntas al realizarlas, para determinar los alcances de las fuentes a la hora de encontrarlas, tomar las necesarias y darles un buen manejo no simple acumulación.

La heurística es el arte de descubrir todo lo que genere información para determinar una buena interpretación de acuerdo a una realidad vivida, por lo tanto el estudiante del pasado se debe servir con nuevas fuentes que se fundan con las tecnologías materiales hechas por el hombre a través del tiempo; fotografía, videos, máquinas y un sinfín de nuevos documentos que independientemente de su carácter testimonial, arrojan datos que pueden sostener nuestras investigaciones, y como estudiantes de historia es nuestro deber abrirnos a nuevas fuentes que sostengan nuestras interpretaciones históricas y fortalezcan el trabajo historiográfico.


Anuncios
Explore posts in the same categories: Aportaciones

6 comentarios en “REFLEXIONES SOBRE LA HEURÍSTICA Y LA HISTORIA”


  1. Saludos mi estimado Raul.

    Sin duda tu texto es muy bueno, nos hace reflexionar en algo que para el historiador es muy importante, la heurística.

    Mi comentario es sólo para señalar que la heurística está ligada en su totalidad con la hermenéutica y que de estás dos es de donde se deriva la crítica.
    Tengo en mente a un autor llamado Droysen, el cual, es el primero en utilizar estas dos herramientas para la investigación histórica. Y con esto se va creando una metodología más rigurosa y eficaz.

    Termino citando a Febvre, refiriéndose al trabajo que hace Droysen: “se puede hacer historia sin documentos, pero sin crítica, es casi imposible”

  2. Angélica Lucero Gutiérrez Terán Says:

    Como dice mi compañero Fausto, es necesario considerar a la hermenéutica como parte fundamental o proceso posterior a la heurística. De nada serviría ser un experto en la indagación de fuentes, si no se tiene una manejo adecuado de ellas, es necesario cuestionar nuestras fuentes, no quedarnos con lo aparente pues muchas veces esas fuentes están manupuladas, lo cual también requiere de un estudio, no deben descartarse.

  3. Adrián Martínez Rodríguez Says:

    La heurística es un arte que el historiador tiene que perfeccionar a lo largo de su vida, pues de el depende el que los documentos explorados se puedan incorporar a nuevas investigaciones, esto depende de la cultura del historiador. La heurística es un arte en el que se tratan las fuentes con creatividad para hacer un trabajo de investigación, esas fuentes son esenciales, pero también se necesita saber utilizarlas.

  4. Fernando Javier Noriega Buendía Says:

    Sin hermenéutica la heurística simplemente no podría o existir, o si existiera sería muy banal. La interpretación que tú haces es bastante acertada, poniendo a la heurística como eje central del trabajo del historiador, pero hace falta relacionarla más con el trabajo hermenéutico. Después de todo, ¿cómo se puede cuestionar algo si no se analiza primero? Son como dos hermanos siameses. Tienen personalidades diferentes, pero no puede vivir el uno sin el otro. La hermenéutica constituye así, la mitad de ese eje central sobre el cual se basa nuestro pensamiento crítico.

  5. Marco Antonio Hernández González Says:

    El historiador debe de desarrollar habilidades que le permitan escoger las fuentes más adecuadas, las cuales le permitirán hacer una mejor interpretación o investigación. La heurística juega un papel primordial en el quehacer del historiador, y como ya lo han mencionado antes, la heurística va de la mano de la hermenéutica. Al analizar un texto, documento, libro o lo que sea nuestra fuente, la debemos de analizar con más elementos como la crítica, la arquitectónica, entre otros. Esto nos permite conocer mejor e indagar con mayor profundidad la fuente.

  6. Madeline López Hernández Says:

    Este texto fue muy interesante. En él se describe el papel de la heurística en el trabajo del historiador. Ciertamente, cuando se dice que heurística es el “arte que de la búsqueda de documentos” el significado queda muy ambiguo; además de lo ya mencionado, el trabajo con fuentes se vuelve complejo debido a la diferencia del lenguaje utilizado en su tiempo, el fin último para lo cual se creó, aunado a que el mismo historiador debe realizar un análisis minucioso y saber utilizar prudentemente dicha fuente según las necesidades del proyecto de investigación.
    Desde mi punto de vista, sí se logró desarrollar y alcanzar el objetivo de dicho texto: reflexionar sobre la heurística y la historia, pues lo que se expone es sólo una de las etapas del método crítico y la hermenéutica también es mencionada, aunque de manera indirecta. Es claro que sin ésta, no se podría encontrar el lenguaje alegórico y simbólico de la fuente histórica y, por ende, no podría analizarse y aplicarse para un estudio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: