LA GRAN UTILIDAD QUE TIENE LA HISTORIA DE BRONCE PARA NOSOTROS

Francisco Morales Suárez

En muchas ocasiones he sentido la sensación de que la historia de bronce es el patito feo de las diversas formas de investigar, entender y divulgar los hechos del hombre que ocurrieron en el pasado. El escritor francés Paul Valéry dijo con respecto a la historia de bronce que ésta “hace soñar, embriaga a los pueblos, engendra en ellos falsa memoria, exagera sus reflejos, mantiene viejas llagas, los atormenta en el reposo, los conduce al delirio de grandeza o al de persecución, y vuelve a las naciones amargas, soberbias, insoportables y vanas”. Después de estas palabras y de encontrar varios ejemplos de personajes y pueblos que se han servido de su pasado para cometer las peores bajezas a otros y a ellos mismos, respondería que Valéry tiene razón en su afirmación, pero como al ser humano le gusta lo más pérfido de las cosas, nos olvidamos lo que la historia de bronce ha hecho por nosotros y por nuestra patria. Con respecto al lado positivo de la llamada historia de bronce (o pragmática, reverencial, de aula, didáctica, moralizante o monumental) Luis González y González, historiador mexicano del siglo pasado, dijo que “No hay motivos para dudar de la fuerza formativa de la historia de aula. No se justifica la prohibición de este vigorizante de criaturas en crecimiento, aún no torcidas. La exhumación de los valores positivos de otros tiempos, enriquece la actualidad aunque no sepamos decir con exactitud en qué consiste tal enriquecimiento.” Esto también es verdad, ya que por algo, es la historia que más se enseña a la población, ya sea de un país social y culturalmente más avanzado que otro, esto por el simple hecho de que esta forma de hacer historia educa a los hombres a ser mejores individuos, tanto en lo colectivo como en lo particular, los unifica con sus semejantes, les provoca tener un sentimiento de arraigo y pertenencia al lugar donde nacieron, les da la justificación para celebrar y conmemorar los hechos del pasado,  les advierte que hay que sacar lo mejor de los valores humanos a base de recordar los ejemplos moralizantes de grandes héroes, batallas y fechas. Esto es para mí, la gran utilidad que tiene la historia de bronce para todos nosotros.

     Muchos son los detractores e inquisidores que tiene la historia de bronce, pero como todo, hay que recordar que ésta historia tiene su lado bueno y su lado malo. Simplemente no hay que caer en el vicio y mal uso de esta historia que Cicerón llamó “maestra de la vida”.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Aportaciones

3 comentarios en “LA GRAN UTILIDAD QUE TIENE LA HISTORIA DE BRONCE PARA NOSOTROS”

  1. Angélica Lucero Gutiérrez Terán Says:

    La historia de bronce es el vicio de todo pueblo y con razón. A todos nos gusta saber que somos el resultado de grandes hazañas,de héroes que dieron su vida por la patria y que por tanto, merecen ser recordados y consagrados.
    No entiendo por qué la crítica hacia esta forma de hacer historia, es solo una forma,hay más. Estoy segura que la gran mayoria de historiadores y de estudiantes de historia decidieron dedicarse a ella para conocer ese pasado glorioso de los mexicanos.
    Si no se está de acuerdo con la historia oficial hay más opciones como la historia académica, aquella que se encarga de desmentir,de ser objetiva,de buscar la verdad histórica.
    La historia oficial será difícil de desarraigar.

  2. Marco Hernández González Says:

    La historia de bronce cumple su propósito, que es crear una historia en la que se exalte la gloria de un pasado, fomentar ídolos y estar al servicio del estado, pero como todo, tiene ventajas y desventajas. Creo que en este momento los mitos impuestos por la historia bronce están siendo juzgados para que la población tenga una mejor conciencia de lo que fue, de lo que es y de lo que será. Si la historia oficial se vuelve veraz, la historia será formadora de una identidad y de un sentido crítico.

  3. Fernando Noriega Says:

    En efecto, la historia de bronce es aquella que se enseña en las aulas de la educación básica, como parte de un proceso de fomento de la identidad nacional en los pequeños miembros de la nación, para que aprendan a amarla, defenderla y sentirse profundamente orgullosos de pertenecer a ella. Pero además, constituye el papel de resalte de los valores por los cuales la nación se conduce para que los próximos ciudadanos sigan con ese buen camino de comportamiento social.
    A pesar de lo anterior, hay que recordar que la historia tiene uno de los principales papeles de formación de nuevos ciudadanos para que se integren a la vida nacional. Entre ellos, como lo expreso en otro texto de este mismo blog, incluye el del sentido crítico. Un sentido que se ha luchado por no fomentar, para que la historia se use como un instrumento de control y de justificación del grupo en el poder. Por eso es necesario crear un proyecto de nación que se base en ciertos hechos y valores inherentes a la nación por sí misma, y que no corresponda únicamente al grupo gobernante.
    Estas, entre otras muchas reformas, son necesarias para que entonces a la historia de bronce en nuestro país se le pueda considerar como una herramienta de formación limpia, transparente y alineada con los objetivos nacionales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: