LA INTERDISCIPLINARIEDAD EN LA HISTORIA.

 

Por Rodrigo Rebollo Pacheco

Como estudiante de Ciencias de la Comunicación que se encuentra de intercambio estudiando un semestre de Historia, definitivamente considero de vital importancia la interdisciplinariedad entre diferentes disciplinas, y algo que he notado en mis clases en este intercambio, es el hecho de que este tema es algo muy presente no solo en la Comunicación sino en varias áreas de estudio.

Desde un punto de vista externo, veo que la Historia y las Ciencias Sociales en general siempre han tenido este tinte interdisciplinario en sus trabajos, aunque de acuerdo a mi percepción, no era vista como algo del todo positivo, ya que más bien se buscaba tener bien delimitado el campo de estudio de cada una de las disciplinas. Actualmente, es grato notar que hay una verdadera preocupación por tener una colaboración y conocimiento de los métodos de las demás ciencias, no sociales únicamente sino en general, lo que nos da un contexto y una visión más profunda sobre un tema en específico.

En el caso de la Historia, considero que si bien es importante aprovechar las técnicas y conocimientos de una gran cantidad de disciplinas, la ciencia con la que debería de hacer una mancuerna más estrecha aprovechando esta euforia de la interdisciplinariedad es con la Comunicación, ya que he notado en diferentes sesiones la constante preocupación que tiene el historiador, como el estudiante de la historia, de difundir el conocimiento con el que cuentan, de manera sustentada, precisa pero a  la vez que enganche a la población.

Hay historia que exagera las cualidades o defectos de diferentes personajes o eventos, historia que no se cuenta, historia que carece de contexto, en fin, son algunas de las quejas y preocupaciones de quienes estudian esto como profesión y muchas veces, en los círculos académicos se cuenta con una visión más amplia y acertada sobre un evento, pero esta visión se queda encerrada entre los mismos historiadores y no alcanza a llegar al público en general, porque muchas veces, la

Estando conscientes de esto, creo que no hay momento más oportuno, para buscar las diferentes formas de aprovechar la difusión de la ciencia (una rama poco explotada en el campo de las Ciencias de la Comunicación) y dar a conocer ese conocimiento valioso que tienen los historiadores, con ayuda de la técnica y los medios con los que contamos los comunicólogos.

About these ads
Explore posts in the same categories: Aportaciones

10 comentarios en “LA INTERDISCIPLINARIEDAD EN LA HISTORIA.”

  1. Fernando J. Noriega Says:

    Estoy muy de acuerdo contigo en lo que se refiere a la idea en general. De hecho, el historiador no es un ser que pueda valerse por sí mismo para realizar su labor, como tampoco lo es ninguna otra disciplina social. Todas las disciplinas y ciencias sociales se valen las unas de las otras para lograr conjeturas verdaderamente importantes, e incluso toman elementos de ciencias duras.
    Ahora, en lo único con lo que diferiría contigo es en el hecho de afirmar que la Comunicación es la disciplina con la que debería tener una colaboración más estrecha. Esto no quiere decir que no debe tener un acercamiento importante a ella, sino que la historia necesita tanto o más otras disciplinas como la antropología (etnohistoria), la filosofía, la literatura, etc., para realizar su trabajo de investigación que la comunicación.
    Para comunicar, el historiador primero debe investigar, y para demostrar la veracidad de sus investigaciones debe valerse de sí mismo y de estas otras ciencias.

  2. Marco Hernández González Says:

    Coincido contigo en que la interdisciplinariedad es una nueva forma de enriquecer el quehacer del historiador, en sí, de todas las disciplinas. En los últimos años se ha podido apreciar como la especialización es una manera de mejorar las actividades de los profesionistas en general, pero a la vez, limita el contacto con otras áreas del conocimiento, incluso limita el desempeño de la misma disciplina algunas veces.
    En el caso de la Historia, es necesario que los historiadores tengan una visión de los problemas que presenta la disciplina, así, se podrá establecer vínculos con otras licenciaturas. Creo que la Historia necesita estrechar más sus lazos con las demás ciencias sociales, ya que a mi parecer todas están en una crisis y la única forma de salir de ese bache es la interdisciplinariedad.

  3. Alberto Carranco Says:

    La interdisciplinariedad es algo que realmente se necesita, es un aspecto que por ser ignorado ha hundido a las ciencias sociales. Como bien lo refieres la Historia se ha encerrado a sí misma, en el sentido de que los historiadores se volvieron sumamente soberbios y utilizaron un lenguaje imposible de comprender para la población en general, es decir, las obras ahí están, cualquier persona puede adquirirlas y leerlas, pero cuanta gente de verdad va a comprender dichas obras que son escritas por y para historiadores.

    La interdisciplinariedad facilitaría el intercambio de herramientas para poder dar a conocer no sólo la Historia sino a todas las demás Ciencias Sociales y Humanidades, para poder realizar obras digeribles para el lector no especializado…

    de que sirve, pues, contar una historia si nadie la va a escuchar…

  4. Sergio Andrès Tapia Bucio Says:

    Sin duda en el trabajo del historiador se deben aprovechar todos aquellos recursos que sean pertinentes de las demás ciencias, y más aún de las sociales. Con respecto a la comunicación coincido contigo, la investiagaciòn realizada debe fluir y que mejor utilizando buenas herramientas para así poder “enganchar” a un numero mayor de personas.

  5. Yolanda Araceli Torres Aguilar Says:

    Concuerdo totalmente con el compañero Rodrigo, como acabamos de ver en alguna lectura pasada, es de suma importancia la interrelación de las ciencias sociales pues nada como contar con el auxilio de una o de otra materia en cuestión; es mero trabajo del historiador utilizar todas las herramientas que tenga a su mano, para poder llevar a cabo todas y cada una de sus investigaciones. En cuanto a la comunicación pues, considero que un objetivo importante de la historia es el de comunicar los hechos, aunque también, como dice Rodrigo algunos le “hecharán más crema a los tacos” que otros.

  6. Altagracia Rocha Martínez Says:

    Pues efectivamente, la preocupación de transmitir el conocmiento histórico es persistente. Sin embargo, a veces es tan difícil que la historia pueda encontrar los nexos teóricos y metodológicos en otras ciencias sociales -acaso porque es necesario matizar y adecuar técnicas y herramientas- para enriquecer sus investigaciones que el buscar la manera de comunicarlos supone una tarea titánica, y no porque implique atraer a un determinado público sino porque es deber del historiador respetar los resultados de su trabajo, sean o no del interés y agrado de los receptores del conocmiento histórico.
    Difiero de algunos comentarios, pues si bien el lenguaje del historiador se ha regodeado en el vocabulario especializado, esto no puede ser criticable, pues es aspiración del hombre ya sea de ciencia o de reflexión humanística crear conocimiento y pulirse en él. Hacerlo digerible es una tarea constante, aunque es importante reconocer que la superación del investigador también está en expresarse adecuadamente y comprometerse a hacer conocer el vocabulario con el que se dirige.

  7. Soledad Figueroa Says:

    La interdisciplinariedad es importante para lograr un enriquecimiento y complementación de todas las disciplinas. En el caso de la historia, sí es una gran preocupación la falta de difusión que existe del conocimiento histórico, pero también es importante que la difusión de la historia se haga de manera responsable y sin hacer mal uso de la misma.
    La complementación que puede hacerse entre la historia y las ciencias de la comunicación es por demás interesante, pues es necesario que la historia sea reconocida como una generadora de conciencia social y es a través de la correcta difusión de la misma que ésta puede llegar a todos y cumplir con su función social.

  8. Arisbet Zavala Medina Says:

    Nuestra área o disciplina no puede funcionar por sí sola, asi como no lo puede hacer ninguna otra. Es como lo que menciona Braudel en la lectura de “larga duración”, que las ciencias sociales se encuentran más preocupadas por definir sus objetivos, por ser superiores. Pero para poder abarcar y explicar todo de la mejor manera es necesario meterse en los campos de otras ciencias, esto no quiere decir que una ciencia no tenga bien definidos sus límites, al contrario, deja ver que sus trabajos de investigación serán mucho más ricos en información.

  9. Adrián Martínez Rodríguez Says:

    La historia en efecto necesita de una buena comunicación, para poder expresar el pasado mediante la visión del presente. En muchas ocasiones los historiadores hacen un buen trabajo, pero este tipo de conocimientos siempre se topa con la falta de interés del público en general, ya que algunas veces no se presenta, la obra, de forma que las masas se interesen, esto es grave si se considera que el deber del historiador es dar a conocer la historia, entonces es una necesidad primaria para los historiadores el contemplar una formación interdisciplinaria, ya que para hacer una buena obra que pretenda hacer un “examen completo” sobre algún tema, inevitablemente se tendrá que tocar temas que aparentemente no están ligados con la historia.

  10. Gerardo Spearman Morales Says:

    Tu tema que manejas es Interdisciplinariedad en la historia, esperaba encontrar algo más general, teórico y menos específico. Fue una decepción para mi que el contenido del post no fuera el que sugería el título del mismo. Como otros, no me parece tu afirmación de que debe hacer la mancuerna más estrecha con las ciencias de la comunicación, pues podríamos dividir el trabajo histórico en dos grandes procesos: uno, la investigación y otro la comunicación de la misma. Tú te enfocas en esta segunda parte quedando en el aire toda la primera que podría implicar también contactos con diversas ciencias sociales e incluso ciencias duras.
    Sin embargo, enfocaré mi comentario a un tema también vecino o quizá integrante de las ciencias de la comunicación: la semiótica.
    La historia debe tener una amplia relación con la semiótica al ser principalmente signos los que trabaja como fuentes. También los resultados de las investigaciones son expresados a través de signos y la función de todo signo es comunicar.
    ¿Qué sucede con la polisemia? ¿con el espacio liminal? ¿con los bagajes de los usuarios?¿No podrían más aspectos de las ciencias de la comunicación ser herramientas de investigación histórica? Sería interesante dirigir la mirada hacia allá y especialmente un comunicólogo que se ha acercado a la historia podría aportar algo importante.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 617 seguidores

%d personas les gusta esto: