CÓMO CONTAR UNA HISTORIA.

Por Melisa Galleguillos Agacino.

A menudo nos viene a la mente la pregunta sobre cuál es la manera más correcta de hacer historia, pues cada día aprendemos algo nuevo que motiva a escribir desde lo más intimo hasta las ganas de poder abarcar una totalidad de temas que cubran el gran espacio de incógnitas que tenemos. Pero tal vez no nos hemos puesto a pensar que el hacer historia va más allá de abarcar una totalidad o basarnos en el morbo de ciertas historias sucias que cubren la vida de un personaje en particular; mucho menos se trata de hablar de lo bello que es el mundo y de lo lindo que fue, vendiendo optimismo a un público carente de conciencia, un público que al parecer lo único que espera son los refuerzos para fundamentar sus rasgos de identidad.

La historia va mucho más allá de eso, mucho más que una fecha exacta donde se firmó un papel, se dio una batalla, se fusiló a tal o cual persona; la historia es en tanto como pueda llevar a cabo su comprensión ya que puede tocar temas tan profundos como la genialidad del historiador se lo permita. No se trata de encontrar algo que justifique nuestra forma de pensar o ser, ya que se puede prestar para este tipo de cosas, y es muy simple, ya que la mayoría de las veces transformamos en palabras nuestros propios deseos, el modo en que se realizan muchos trabajos muestran las perspectivas que tiene un ser frente al mundo. Lo que escribe un historiador es lo que le interesa y es lo que quiere transmitir. Pero que tan certero es manifestar nuestras perspectivas si lo hacemos desde una postura ideológica, que pasa si perdemos nuestro norte con habladurías y transcripciones que no dan pie a la reflexión porque son fiel copia de algún documento escrito hace un siglo atrás.  Lo que intento hacer es invitarlos a reflexionar sobre lo que sucede hoy, sobre cómo es que la historia de nuestro país es parte tan fundamental de que las cosas sigan como están, fundamentándose en hechos que “marcan a una sociedad” y que en realidad los muestran de tal manera que provocan una sensación de ahogo más que de libertad. Y quizás el mitificar héroes y tachar a villanos sea parte importante de una seudo identidad, pero en realidad se han puesto a pensar que es lo que realmente me une como ciudadano mexicano, muy osadamente he llegado a la conclusión que solo me puedo remitir a una bandera y un himno nacional. O tal vez siguiendo un poco la línea de lo que sucede hoy, al narcotráfico al que se ha visto expuesto tan explícitamente el país.

Que quede muy claro que no se trata de tachar al país por lo que le sucede, sino que se trata de un llamado de atención al conformismo que se siente en el ambiente, a la falta de conciencia como ciudadano. Creo que ya no es viable seguir despertando por las mañanas y decir que todo está bien, siendo que no es así y peor así, si no hago nada por contribuir con un poquito a la sociedad. No se trata tampoco de querer hacer una lucha contra quienes no tienen la intención, más bien de motivar al público a que se interese por hacer cosas con algo más de provecho, algo contundente… cosas que inspiren el cambio.

Si me preguntan mañana, ¿cómo harías historia tú? No dudaría un momento en decir que me gustaría hacer una historia en la que se puedan ver reflejadas muchas almas en busca de su propio yo. No es que me contradiga diciendo que buscare una historia en la que se encuentren los lazos de identidad, sino una historia en la que se transmitan las necesidades generales del saber.

 

About these ads
Explore posts in the same categories: Aportaciones

10 comentarios en “CÓMO CONTAR UNA HISTORIA.”

  1. Dalila Yael Luna Says:

    Creo yo que la situcion del país esta así por la falta de interés por parte de las intituciones tanto educativas como gubernamentales, hace falta que desde pequeños se nos haga conciencia de la realidad y por supuesto no metiéndonos en la cabeza historia de héroes, con toda la idea no ir deformando esa educacion con el tiempo. ademas se que no solo es culpa de estas instituciones sino de muchas personas como nosotros que finque que nunca pasa nada y que de todo se queja!! es hora de sí crear una conciencia que se vea reflejada en actos.

  2. Angélica Lucero Gutiérrez Terán Says:

    Me parece interesante la propuesta a reflexionar sobre la situación que actualemte se vive. Sin embargo, hay historia para todos los gustos y si a la sociedad en general le gusta leer historia de héores y villanos pues no está mal. Es de preocuparse que ese tipo de historia le guste a los especializados, pues los historiadores tiene el compromiso de buscar la verdad, de acercarse a la realidad pasada y publicar sus resultados.
    La cuestión es más de intereses.

  3. Luz Andrea De Leon Ramirez Says:

    No entendí muy bien algunos de los puntos que plantea el escrito. Sobre todo esa última parte de cómo el autor haría historia, me pareció muy confuso. Me parece que es cierto que la historia es un instrumento de muchos gobiernos para generar una identidad, pero lamentablemente esta identidad basada en la historia tiene poco o nada que ver con el “público carente de conciencia”. No estoy de acuerdo en que el pueblo sea consciente de esta identidad colectiva impuesta, al menos la mayoría, porque dudo mucho que reflexionen sobre su propia identidad como individuos. También concuerdo en que lo que sucede hoy es consecuencia de la historia, me parece muy obvio, el narcotráfico se formo muchas décadas atrás. Personalmente ese tema de los héroes de la historia me llama mucho la atención, especialmente el cómo los percibe la gente; que definen, las personas en general, como héroes. Y es que creo con mucha seguridad que, efectivamente, los héroes forman parte importante en esta formación de identidad, pero más allá, son un instrumento para difundir un nacionalismo. Más adelante espero compartir un intento de artículo sobre este tema. Quisiera invitar a la autora al primer coloquio de filosofía de la historia, que están organizando algunos alumnos de tercer semestre de historia, pues uno de las líneas es historia y violencia, y hay otras como Los usos políticos de la historia, etc que, por la naturaleza de su escrito, me parecen que pueden interesarle.

  4. Rodrigo Rebollo Pacheco Says:

    Considero que el punto aquí es el encontrar un equilibrio entre el hecho histórico y la idealización del mismo o de sus personajes. Me refiero a que toda sociedad necesita un héroe, pero es labor del historiador, mostrar el contexto completo, no solo lo heróico del momento o la persona, sino completamente lo que conforma aquél cuadro. También ahi radica la importancia en el papel del historiador, en conocer, averiguar, comprender y dar a conocer.

    Es inevitable, que haya una carga , aunque sea mínima de subjetividad, pero siempre hay que buscar mostrar la visión más amplia posible del tema tratado, haciendolo de la manera más amena posible para una mejor divulgación y así llegar a mas gente.

  5. Arisbet Zavala Medina Says:

    Efectivamente no podremos negar que el uso que se le da a la historia no es el más adecuado. Me parece que más que tratar de cambiar la hisotria de los héroes, nuestro deber como historiadores es el de tomar los sucesos pasados y explicarlos debidamente; porque evidentemente la historia nacional siempre seguira ahí. Si intentamos quitarla completamente creo que se dará un cambio en la visión con la que las personas ven la historia, con esto me refiero a que hay que dejar que las personas se formen su propio criterio; es decir, exponerles los hechos y que ellas juzguen.

  6. Marco Antonio Hernández González Says:

    En mi opinión, uno de los objetivos de la historia es dar una explicación de los hechos que han transformado o influido en la sociedad por medio de la narración, pero cómo se da ese proceso y cómo participa el historiador en ello.
    La respuesta está en que la historia se debe de enseñar de diversas formas que sean comprensibles para los diversos grupos que conforman a la sociedad, ya que no se puede explicar de la misma manera a un niño, a un adulto o la gente por su nivel de conocimiento. Como lo mencionan hay que buscar un equilibrio en el cual se dé a conocer los hechos históricos de la misma forma para todos.
    Además el historiador es el responsable de transmitir ese conocimiento de una forma objetiva, pero sobre todo tratar de no dejarse llevar por influencias de intereses externos a nuestra profesión. Cabe recordar que lo que digamos hoy será utilizado por otros en un futuro.

  7. Sergio Andrès Tapia Bucio Says:

    Recordemos que una de las funciones del historiador (después de su trabajo metodológico en la investigación de un acontecimiento) es la difusión de los resultados de sus investigaciones, ahora bien, ante diversos auditorios, cuál es la manera correcta de hacer dicha difusión. La respuesta puede ser sencilla: de acuerdo al auditorio se hace la difusión, creo que nuestra tarea va más allá; debemos acercar más a la gente al conocimiento histórico, hacerlo atractivo (sin que pierda sus metodología), que interese, hay muchas herramientas que podemos utilizar (ejemplo de ellas es el titulo de esta aportación) suena complicado, pero no lo es. Haciéndolo lograremos una mayor difusión e interés.

  8. Adrián Martínez Rodríguez Says:

    El modo de hacer la historia depende de muchos factores, hasta hoy en México se tiene una visión pobre de los alcances que esta puede tener para dar una identidad al país. Las masas son el objeto de estudio de la historia, creo que esto es un avance, ya no se trata de la vida de los grandes personajes, sino de una totalidad, pero aun falta mucho.
    El conformismo que se vive no debe de seguir, por ese motivo no se obtiene el potencial de la sociedad, la gente debe de ser más crítica, por que entre más exigente sea esta, más eficientes son sus gobernantes.

  9. Fernando Javier Noriega Buendía Says:

    ¡Saludos!
    La realidad es que no encuentro fácilmente la línea de seguimiento de ideas en el artículo, pero creo que comprendo la idea en general y el llamado que hace a la reflexión de la verdadera identidad y del conformismo mexicanos. Pero creo que es aventurado, si no es que arriesgado, pensar en que la identidad mexicana se remite simplemente a un himno y a una bandera. Esos mismos símbolos patrios incluyen de por sí muchos elementos que se encuentran inmersos en la historia, la cosmovisión y la forma de pensar de la sociedad mexicana. La metamorfosis de la subjetividad de la sociedad de nuestro país hoy en día responde a algo mucho más profundo que tiene involucrados varios factores, que a su vez se entrelazan entre sí, como lo son el sistema económico, la forma moderna de pensar y la justificación del poder mediante la historia, entre muchos otros.
    Los fenómenos culturales de nuestro país son evoluciones que se han hecho a partir del sincretismo del mismo tipo, que se dio entre indios y españoles durante la conquista y la colonia. Posteriormente evolucionarían en el México independiente, para reafirmarse muy fuertemente en la Revolución. Esas tradiciones, patrones de comportamiento y elementos comunes son los que hacen que los individuos dentro de nuestra sociedad nos identifiquemos unos con otros como mexicanos, frente a las demás sociedades del mundo.
    Por otra parte, el narcotráfico que mencionas, para mí es muy difícil, mas no imposible, que forme parte de la identidad común del mexicano. El fenómeno del narcotráfico es una situación que México atraviesa después de los malos manejos ejercidos por las políticas presidenciales, pero es eso, un fenómeno, no un configurador de identidad. Más bien, la discusión para mí iría encaminada a la injerencia de las potencias extranjeras al interior del territorio, y sus influencias dentro de nuestros patrones de comportamiento y de pensamiento. Ahí es donde tanto el historiador como el filósofo entran en la reflexión.

  10. Madeline López Hernández Says:

    En muchas ocasiones, la gente ha expuesto su absoluto desinterés por esta disciplina porque considera que historiar es sólo memorizar las fechas, los nombres de personajes y la ubicación geográfica donde acontecieron ciertos sucesos históricos emblemáticos; sin embargo, el hacer Historia va má allá de eso, es comprender la complejidad diacrónica del proceso evolutivo de las sociedades. Pero esto no sólo se queda ahí. Desde mi punto de vista, la Historia no sólo debe de estar resguardada entre libros o entre colegas sino que, además de intentar difundirlo a la sociedad de una manera digerible -pero no de una manera vulgar-, debe de reflexionar sobre tales hechos, ya que esta acción permite comprender el ahora y actuar para nuestro presente continuo y futuro inmediato.
    Muchas veces ha sido un poco difícil contar la Historia de una manera llamativa y agradable, que permita envolver con interés esa curiosidad humana para saciar su necesidad de conocimiento del pasado, de sí mismo, o de lo que pasa en nuestro entorno; es difícil contarla porque esa vida rutinaria de todo trabajador, donde la supervivencia día a día se convierte en la prioridad que invade su pensamiento, impide detener el tiempo y reflexionar. Es que el mundo está tan abrumado a causa del capitalismo, está tras ese papelito llamado dinero, que no puede comprenderse y salir de la rutina que poco a poco consume su ser. Ahora bien, no estoy en contra del capitalismo, ya que es la consecuencia de los procesos históricos políticos, sociales y económicos de la transformación humana, pero como dijo un filósofo: “toda negación implica una afirmación”, acepto que el capitalismo a degenerado al humano a tal grado de que se ha convertido en consumidor, donde éste mismo se consume. NO SÓLO CONTEMOS LA HISTORIA, REFLEXIONEMOS LA HISTORIA Y COMPRENDAMOS NUESTRO PRESENTE Y ACTUEMOS AHORA.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 613 seguidores

%d personas les gusta esto: